Voy a contar cuatro situaciones en orden cronológico.

2005: No había Línea 4 del metro y la Pajarito vivía en Puente Alto. Después de una de nuestras salidas al centro de Santiago, fui a dejarla a la estación Bellavista de la Florida, a tomar el metrobús. Cuando se subió al vehículo le dije por primera vez que la amaba.

2010: Me encuentro con Ricardo Baeza-Yates en Beauchef y conversamos. Le cuento sobre mis fallos para encontrar trabajo y los fracasos en obtener una beca para estudiar en Estados Unidos. ¿Por qué no te vienes a Barcelona conmigo?, me preguntó. Respondí que sí inmediatamente.

2015: De duelo por la muerte de mi padre el 2014, decidí ir al torneo de videojuegos Evolution en Las Vegas el día anterior al que comenzaba el torneo. Viajé un viernes en la noche y volví el lunes en la mañana.

2016: A inicios de agosto Pokémon Go es un éxito imprecedente en Chile. De un momento a otro le digo a Leo Ferres y Alonso Astroza que tenemos que estudiar el fenómeno, hacer un paper sobre el efecto de PoGo en Santiago. Busqué una manera de justificarlo ante la empresa que nos proveía los datos e hinché hasta lograrlo. El resto es historia :)